Tu sueño, mi sueño

Etiquetas

, , ,


Siempre que viajo me acuerdo de ti. Imagino que vamos juntos a algún lugar, aun sabiendo que no es posible. Ese lugar soñado donde perdernos, aunque daría igual el lugar, porque lo importante sería que estuviéramos juntos. Visitar, conocer, descubrir, sentir, ver y perdernos por algún lugar del planeta

¿Como sería estar a tu lado por esos lugares? 

Pienso que me quieres y que por algún motivo nosotros mismos queremos poner punto y final a algo que ni siquiera tuvo un principio. ¡Ay el amor! Y también creo que a medida que pasa el tiempo nos queremos volver a dar una oportunidad, volvemos a intentar que haya un principio, aunque siempre huele a final.

Adiós amor, adiós, búscame en tus sueños que yo te buscaré en los míos, el único sitio donde tu y yo siempre estaremos juntos.

El gusano y el águila

Etiquetas


El gusano y el águila
“Una poderosa águila hizo su nido en una roca muy empinada, tan alta que el ave casi toca la comba de los cielos con sus alas. Allí puso sus huevos y nacieron sus polluelos. Tranquila el ave, en cuanto a la seguridad de su hogar por inaccesible, bajaba todos los días por su alimento.

Un día, de regreso, tuvo una ingrata sorpresa. Un gusano se había aposentado en el nido. Furiosa y confusa, cogió al intruso entre sus garras y se dispuso a matarlo.

– ¿Cómo llegaste hasta aquí, miserable? —le dijo.

El gusano temblaba y le dijo a su captora:

– Señora Águila, no me mate y le digo cómo llegué tan alto.

– Dilo, y te prometo el perdón.

El gusano humilde y contrito respondió:

– Señora poderosa y magnánima: llegué aquí a fuerza de arrastrarme… y arrastrarme… y arrastrarme…”

Ya sabes lo que hay que hacer si quieres llegar….

Hoy te digo

Etiquetas

, , ,


Que siempre existen tres enfoques en cada historia: mi verdad, tu verdad y la verdad. 

Que te lleva mucho tiempo llegar a ser la persona que deseas ser.  

Que es más fácil reaccionar que pensar.  

Que podemos hacer muchas más cosas de las que creemos que podemos hacer.  

Que no importan nuestras circunstancias, lo importante es como interpretamos nuestras circunstancias.  

Que no podemos forzar a una persona a amarnos, únicamente podemos ser alguien que ama. El resto depende de los demás.  

Que requiere años desarrollar la confianza y un segundo destruirla. 

Que dos personas. pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente diferente.  

Que las personas honestas tienen más éxito al paso del tiempo.  

Que podemos. escribir o hablar de nuestros sentimientos, para aliviar mucho dolor.  

Que no importa lo lejos que he estado de Dios, siempre me vuelve a recibir.

Que todos somos responsables de nuestros actos. 

 Que existen personas que me quieren mucho, pero no saben expresarlo.  

Que a veces las personas que menos esperamos, son las primeras en apoyarnos en los momentos más difíciles.  

Que la madurez tiene que ver más con la experiencia que hemos vivido, y no tanto con los años que hemos cumplido.  

Que hay dos días de cada semana por los que no debemos preocuparnos: ayer y mañana. El único momento valioso es ahora.  

Que aunque quiera mucho a la gente, algunas personas no me devolverán ese amor.  

Que no debo competir contra lo mejor de otros, sino competir con lo mejor de mí.  

Que puedo hacer algo por impulso y arrepentirme el resto de mi vida. 

Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente.  

Que si no controlo mi actitud, ésta me controlará a mí.  

Que no hay que decirle nunca a un niño que sus sueños son ridículos, ¿qué tal si nos cree?  

Que no debemos nunca juzgar a los hijos por sus errores, que como padres cometimos cuando éramos jóvenes.  

Que es más importante que me perdone a mí mismo, a que otros me perdonen.  

Que no importa si mi corazón está herido, el mundo sigue girando.

Que la violencia atrae más

Y que el amor ¡ay el amor! Todo lo puede, porque lo cambia todo.

Volví..

Etiquetas

,

Sentí desde que salí de casa que sería un día grande, que me traería de él almohadas para descansar mi alma y mi mente, así que ya salí con ganas de contemplar la belleza del pasaje apenas alterada por el ser humano. salí predispuesta a enamorarme; anduve, anduve y anduve hasta que después de un recodo mi alma se paraliza para contemplar la belleza que tengo delante mía; paisajes que te dejan sin aliento, en el que sólo quieres retener en tus ojos todo lo que estas viendo, pero sin prisas, sólo quieres escuchar los mensajes que te susurran a través del viento. Los escuchas todo lo que tienen que decirte, relajas tu alma y todo tu ser: te recargas. Sitios que sabes ya que ninguna cámara podrá captar lo que estás sintiendo, lugares que quieres compartir con las personas que más quieres y que sabes ya lo que van a sentir, ahí me siento pequeña, muy pequeñaSiempre llevare en mi mente este mágico momento . Me ayudará y me reconstruirá cuando me encuentre un poco perdida. 

Hoy cierro una puerta para abrir otra, al igual que el ocaso da paso a la noche y la noche al día. He vuelto.

 

Carta a la felicidad

Etiquetas

, , ,


Hola FELICIDAD:
 
Querrás saber porqué motivo he decidido escribirte.
Es muy simple, quiero respuestas.
Tengo muchas preguntas que hacer, muchísimas.
 
¿Será un camino y quizás al final de la presente,
no tenga sentido recibir una respuesta
pero creo que recorrer este camino merece la pena?
 
¿Qué se siente al ser deseada y perseguida por todos?
 
¿Qué se siente al saber que nadie te querrá echar de su lado,
que siempre estarás acompañada, que nunca estarás sola?
 
Te escribo para que me digas qué se siente.
 
¿Por qué eres tan esquiva?
 
¿Por qué solo compartes el camino de unos pocos
cuando somos tantos los que te buscamos?
 
¿Por qué entras y sales de la vida de la gente con tanta facilidad?
 
Te escribo para que me expliques el por qué.
 
¿La elección de tus compañeros es al azar o te fijas en algo en especial?
 
¿Eres un premio por ser generoso, por hacer buenas acciones,
por amar, por luchar, por vivir de determinada forma,
por sentir de un modo concreto…?
 
¿Por qué cuando alguien te tiene es feliz plenamente
y cuando no te tiene nunca acudes en su ayuda?
 
¿Por qué, en ocasiones, muestras ciertas partes de ti y luego te escondes?
 
¿Lo haces acaso para atormentar,
para que la gente se sienta peor de lo que se siente
por el simple hecho de haberte rozado y no haber podido retenerte?
 
Te escribo para que me expliques, de nuevo, por qué.
 
¿Dónde te escondes? ¿Dónde estás?
¿Por qué no te muestras más a menudo?
 
Te escribo para que me cuentes dónde estás.
 
Pero ¿sabes?
Muchos creen saber dónde te encuentras,
muchos dicen que estás en la sonrisa de los niños pero…
 
¿y los niños que no pueden sonreír o que no saben hacerlo?
 
¿Los enfermos, los huérfanos, los maltratados,
los que sufren abusos, los que no tienen nada que llevarse a la boca,
los que se encuentran en medio de una pobreza
tal que tienen que aprender a sobrevivir?
 
¿Dónde estás entonces?
 
Muchos dicen que estás en la naturaleza,
en el cielo azul, en la belleza de la noche, en la luz de un nuevo día…
 
¿y aquellos que no pueden verla o que, aún pudiendo,
viven en una oscuridad tal que ni el sol es capaz
de dar un poco de luz a su vida, ni el cielo cobijar su angustia,
ni la luna velar un sueño que no existe?
 
¿Dónde estás entonces?
 
Muchos dicen que estás en la bendición de una familia…
 
¿y las familias en las que se suceden discusiones, maltratos, separaciones?
 
¿Dónde estás entonces?
 
Muchos dicen que estás en el amor…
 
¿y aquellos que no conocen el amor,
aquellos que lo esperan ansiosos de amar y ser amados,
aquellos que lo perdieron sin saber porqué?
 
¿Dónde estás entonces?
 
Podría seguir preguntando durante horas y horas, días y días…
pero nunca obtendría una respuesta, ¿verdad, FELICIDAD?
 
Nunca me dirías dónde estás, nunca sabría porqué eres como eres,
nunca sabría porqué te comportas como lo haces.
 
Una vez más tengo que hacer una última pregunta:
¿por qué no lo sabré nunca, por qué nunca habrá una respuesta?
 
Y, ¿sabes? Creo tener la respuesta:
porque si tú no fueras esquiva, si tú no te escondieras,
si tú no fueras como eres, nuestra vida no tendría sentido.
No tendríamos nada por lo que luchar.
 
He recorrido todo el camino
(al menos todo el que estoy en condiciones de recorrer)
así que solo me queda terminar esta carta diciéndote
GRACIAS, simplemente, por existir.
 
Recibe un saludo de una persona más que te busca…

Frases motivadoras para tener éxito

  1. “Lo lograrás cuando decidas darle la espalda a lo  que es cómodo, lo que es seguro y a lo que algunos llaman sentido común.”
  1. “Tuya será la Tierra y sus dones si conquistas el triunfo o caes en la derrota y a esos dos impostores los tratas de igual forma.” Rudyard Kipling
  1. “Nunca te quedes a medias. si te dedicas a algo, debes hacerlo al cien por cien, con toda tu alma.” Breaking Bad
  1. “Deberíamos tener el coraje de seguir al corazón y a la intuición. De algún modo, ellos saben lo que realmente queremos ser.” Steve Jobs
  1. “No vayas a donde te lleve el camino, ve a donde no haya camino y deja un sendero.”
  1. “El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.” Winston Churchill
  1. “Es preferible un final amargo, que una amargura sin final.”
  1. “No tengas miedo a fracasar, ten miedo a no intentarlo.”
  1. “El mundo necesita gente que ame lo que hace.”


Quisiera decirte

Etiquetas

, , , ,


Los secretos más secretos que esconde mi alma, 

quisiera poder mirarte a los ojos, y que vieras todo lo que siento, 

quisiera que me abrazarás, ahora, aquí, en este lugar, en este preciso momento y que con tus brazos me hicieras sentir diferente, me hicieras sentir protegida… 

Quisiera decirte lo que te echo de menos y cuanto añoro su sonrisa.

Quisiera decirte cuanto me duele aun el recordarte

Quisiera poder decírtelo todo… 

¡Quisiera que alguien escuchara lo que tengo que decirle!

Con el tiempo..

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecía a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante (…)

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo…

Autor (desconocido)

Es inevitable.


Hay algunos precipicios inevitables que escapan a nuestro ojos y que solo vemos cuando ya estamos cayendo, son inevitables. Hay algunas palabras que no querremos oír en boca de algunas personas porque nos romperán el alma y sin embargo son inevitables.

Hay palabras que no deberían de salir de nuestra boca y que conforme vamos pensando en no decirlas, van saliendo empujadas por un halo de maldad o de ira y claro, nos amparamos en otras palabras que a veces difícil de pronunciar ‘perdón’, pero estas palabras si se pueden evitar

Vivamos la vida con todo lo que nos envíe porque aprenderemos a saltar precipicios o a parar en seco cuando lo veamos. Aprenderemos a escuchar todo lo que tengan que decirnos y aceptar criticas pero evitemos que nuestras palabras se conviertan a veces en el filo de una navaja. Si evitemos

Madre


De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo.

 Ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido, ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría ni sufriste el más grande dolor. Vive de instante en instante porque eso es la vida.

Me costó 57 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar, respetar este momento? Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿porqué te preocupas tanto? No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la Tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud dentro de uno.

Perdónate, acéptate, reconócete y ámate, recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos, pero no los culpes porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante.

¡Pero no digas “no puedo” ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes!

Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades. perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta.

Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella. El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea el vencedor cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.

No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces esa ropa que llevas ya son ganancia. Cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser será, y sucederá naturalmente.

Facundo Cabral