Etiquetas

, , ,

Las dolencias del alma
no son nada

cuando se deja salir a volar

el dolor.

Retorciéndose en el suelo

están heridas las alas…

Fue distracción del olvido

alojado en el recuerdo.

¡Y ella atribulada

de vez en cuando

intentaba

volver a existir en el pasado!

Con la piel desnuda arde

de angustia,

y sus cenizas le van ahogando

el corazón,

rojizas flamas tienden la tarde

en donde

ella ha caído buscando amor.

Volar no pueden sus alas rotas

sin sentimientos, faltas de amor,

derramó en la tierra

la derrota

entre grises nubes,

porque nunca le alumbraba

el sol.

Julio Medina

Anuncios