Etiquetas

, , ,

 Ves, tú mismo te respondes, yo cuando amo no poseo al objeto amado.

Hace tiempo tuve un sueño, en él dialogaban el Amor y el Querer.

El querer le decía al Amor.

— ¿Por qué eres tan eterno?.

Y El Amor con gran paciencia respondió.

— Quizás sea por que no poseo nada.

— Eso es imposible, – exclamo el Querer – posees todas las cosas, como yo ¿Acaso no somos el mismo ser?.

— ¿Tú crees? Pues dime ¿Qué es lo que tú posees? Respondió el Amor.

— El amante que posee al ser amado, el político que posee el poder, el religioso que posee la fe, yo poseo todo aquello que quiero.

El viejo Amor le dijo:

–Ves, tú mismo te respondes, yo cuando amo no poseo al objeto amado. Yo amo a una mariposa en vuelo, amo una flor con su tiempo contado y amo al hombre que en su vida se asemeja al vuelo de una mariposa y al tiempo contado de una flor.

Muy exaltado el Querer exclamó.

— Eso es una QUIMERA.

En su inagotable paciencia el Amor le responde.

— El mundo es una QUIMERA. ¿Que crees que soy yo?.

 

Anuncios