Etiquetas

, , ,

  
Hoy quiero agradecerte, mi querida consciencia, el que residas dentro de mi. Quiero darte las gracias por los momentos de angustia, desaprobación, insomnio, rechazo… que provocas en mi interior cuando cometo un error, cuando realizo una mala acción, cuando mi actitud propia y hacia los demás no es justa, honesta, leal, correcta… Gracias querida consciencia por estar a mi lado en los momentos en los que me desvío en el camino que elegido en mi vida, un camino con título: “Ser mejor conmigo y con los demás”… título del libro de mi vida, a pluma de consciencia y alma autora. Gracias por tu guía, gracias por despertarme cuando vivo dormido y me castigo, a mi, a los que amo y quiero, al resto. La inconsciencia me guió durante muchos años, escribió parte de mi libro… la consciencia apareció, me cogió de la mano, y me dijo: “Vas a sufrir cuando te hable, pero si eres fuerte, me escuchas y me sigues fielmente cómo maestra tuya que seré, encontrarás el camino de tu vida, serás feliz y harás feliz” Perdóname mi querida consciencia pues, todos los días incumplo tus enseñanzas, acepto y comprendo tu castigo por ello, lo agradezco y prometo esforzarme en que tus castigos, cada vez sean menos. Tu, mi querida consciencia, luchadora, guerrera en tus millones de guerras, la mía y la de los otros… la incansable que desea hacer a los imperfectos, los perfectos. Gracias por existir dentro de mi y acompañarme en todo momento.
                                                                                                                                                              
Anuncios